Bienvenidos

Espero poder veros cada dia leyendo mi blog, espero crear en vosotros un poco de curiosidad, una lagrima y alguna sonrisa, ysobre todo, espero dar un poco de animo a todas aquellas personas que como yo ven la vida a traves de convulsiones.
Gracias por entrar y sobre todo por volver.

martes, 2 de febrero de 2010

Hola de nuevo, llevo algunos días sin escribir pues he pasado por un nuevo episodio convulsivo. Me ocurrió el sábado, como casi siempre un día que pensé iba a ser tranquilo. Estaba en casa con mis dos niñas y ya desde que me levante con mis pronunciados calambres (ausencias epilépticas), como yo las llamo, supe que no iba a ser un día muy sosegado. Como me tienen dicho que cuando empiece el día así me quede tumbada pues le dije a mi hija mayor que preparase ella el desayuno y yo me tumbe en el sofá.
Estuve así un rato y probé a hacerme un café para ver si terminaba de despertarme, pero seguía igual, asi que antes de tirar un vaso, le dije a mi hija que me lo llevase a la mesita y me volví a acostar en el sofá. Recuerdo haberlo tomado y que mi hija lo retiro de la mesa.
Ya no recuerdo nada mas.
Por lo menos me cojio tumbada. Solo tire la mesita centro, con todas sus cosas al convulsionar, y me mordí un poco la boca, pues mi hija mayor no pudo hacer nada mas. Mi marido estaba trabajando. Y lo peor es que fue la primera vez que mi hija pequeña me vio con un ataque. Hubiese querido protegerla de tan grandiosa visión al menos un par de años mas, pues se asusto mucho. Ya nada puedo hacer.
Mi mayor lleva viéndome muchos años y ya digamos esta acostumbrada, si alguien puede acostumbrarse a eso, pero la chica, con Síndrome de Down, es muy sensible, y espero que lo asimile bien, dentro de lo que cabe claro.
De todas formas, yo tendré esto toda la vida, alguna vez tendría que ser, no?
Bueno, os dejo pues tengo que entrar a trabajar, en mi ruin trabajo sin contrato, y además estoy un poco tocada del cuello después del ataque, por lo que las letras del portátil me bailan un poco.
Pronto volvemos a hablar, esperemos que solo recordando viejos tiempos, vale?
Un abrazo para todos los que os paráis a leerme y sobre todo a ese seguidor que desperdicia su tiempo con este blog.