Bienvenidos

Espero poder veros cada dia leyendo mi blog, espero crear en vosotros un poco de curiosidad, una lagrima y alguna sonrisa, ysobre todo, espero dar un poco de animo a todas aquellas personas que como yo ven la vida a traves de convulsiones.
Gracias por entrar y sobre todo por volver.

domingo, 15 de abril de 2012

CANSADA


Hola de nuevo amigos. perdonad mi tardanza en volver a escribiros pero si os cuento cuanto me ha pasado en estos meses apenas lo creeriais. Ante todo daros las gracias por vuestras visitas, vuestros comentarios y sobre todo por los que os habeis echo mis seguidores, porque aunque pase tanto tiempo como ahora en volver a escribiros, no dejare de hacerlo, pues vosotros me dais animos y fuerza para seguir. Y ahora comencemos a hablar de lo que debemos. Y empecemos por el principio para que comprendais mi tardanza. Pco despues de mi ultima entrada mi pareja, la persona que mas he querido jamas, con la que habia creado una familia con mi hija y la suya, con la que vivi la mejor etapa de mi enfermedad donde los ataques se aplazaron de 6 meses en 6 meses, me dijo que ya no me amaba, que se habia cansado y que no era jesucristo para andar cuidando de nadie. Yo, que seguia enamorada de el hasta la medula y que creia que iba a ser la persona que estaria a mi lado cuando tuviese canas, imaginaos como me senti. Por lo que mi enfermedad volvio a sus andadas dandome ataques mas frecuentes. Y aunque se porto muy bien diciendome que no tuviese prisa en irme, que podia pasar el tiempo que fuese hasta encontrar piso y arreglar mis cosas, yo ya no podia seguir mas de lo debido a su lado. Dandome toda la prisa que podia en buscar piso, encontre uno en Camas-Sevilla para mi y mi hija, ya que alli eran mas baratos y vivian mis hermanas. Gracias a Dios en esa epoca que fue en Febrero yo yevaba trabajando 5 meses en un CEE para discapacitados y me iba bien o eso creia yo. Gracias a eso pude alquilar el piso, pero con la separacion, lo poco que cobraba en la empresa, el empezar una nueva vida sola, los ataques volvieron mas frecuentes todavia y mas fuertes, por lo que en la empresa me dijeron que aunque estaban muy contentos con mi trabajo no iban a renovarme el contrato porque mi enfermedad era demasiado agresiva para trabajar con ellos donde tenia que estar en una lavanderia, subiendo y bajando escaleras, en una azotea y tratando con enfermos mentales, por lo que no podian adaptar de ninguna manera el trabajo a mi epilepsia, porque necesitaria una persona todo el dia a mi lado pendiente de mi, y si seguian conmigo y me pasaba algo en el trabajo ellos se llevarian un marron por ello. y mi contrato terminaba el 14 de Mayo y yo tenia firmado el contrato de alquiler para el 31 de ese mismo mes, asi que como creo comprendereis, estando a mediados de Febrero, teniendo el piso contratado, sabiendo que el dia 1 ya no tendria trabajo, ni como pagar los 450€ de alquiler, ninguna prestacion, sin derecho a paro por haber cotizado menos de 1 año, mi gran amor habia dejado de quererme, dejaba atras una vida que siempre habia soñado, un trabajo siempre esperado, y por ultimo una denuncia para juicio para intentar quitarme la custodia de mi hija por su padre alegando mi enfermedad, mi desempleo y varias cosas mas. Todo esto en un mes antes de mudarme y acabar mi trabajo. Mi enfermedad se me complio a pasos agigantados y sin poder evitarlo ni darme cuenta entre en una depresion profunda. Cada vez en el ultimo mes de trabajo tuve que darme varias veces de baja debido a los ataques hasta que el 10 de Mayo, poco antes de terminar, tuve que darme de baja temporal pues al salir del trabajo, yendo hacia el bus, cruzando la carretera, me dio un ataque donde cai de frente y me parti la barbilla. Al despertar estaba alli una ambulancia y yo completamente llena de sangre. Me llevaron al hospital donde me cosieron y al dia siguiente fui a mi medico de cabecera, que al comentarle el aumento de ataques que tenia, que el tratamiento ya no me hacia efecto, y sobre todo la perdida de peso que habia tenido en 1 mes y 1/2 (12kg) me dio cita para el psiquiatra pues me dijo que creia que tambien se debian a mi estado animico. Desde entonces llevo de baja medica, en terapia con el psiquiatra que evidentemente al preguntarme que me pasaba y verme me diagnostico depresion aguda ansiolitica y sindrome distimico de afectividad mas epilepsia tonico-clonica como ya se sabia. Muy duro, me fui a vivir a Camas con mi hija, pudiendo subsistir con la pension por la baja, pero cada vez peor de mi depresion, me pasaba los dias llorando, sientiendome sola y vacia, las noches sin poder dormir y con crisis de ansiedad, y aunque comia mas que nunca, seguia perdiendo peso por dias. En solo otro mes ya viviendo sola pase de pesar 65 kg a quedarme en 51 kg. Encontre trabajo en una casa limpiando para poder tener algo mas porque apenas nos yegaba para comer, pero entre mis ataques por los que tenia que faltar, y mi perdida de peso la cual no me dejaba fuerzas ni para andar me echaron. Peor aun, me daban tantos ataques que no me permitian ni buscar un trabajo asi. Me encontraba sola ante todo, sin fuerzas para seguir, ni como encontrarme mejor ni como sacar a mi hija adelante. Solo daba para ir a ver a mi hermana mayor, y en cuanto me preguntaba como estaba me ponia a llorar sin consuelo. Algunos amigos que vivian aqui y que me veian y se daban cuenta de como estaba me dijeron que tenia que empezar a superarlo, dejar atras lo malo, empezar de nuevo, pensando en positivo, volver a sonreir y reirme como antes, y a fuerzas me sacaron una noche a tomarnos algo por ahi. Y si que me sirvio, me lo pase bien, y encima conoci a un muchacho, muy simpatico y amable que me pidio el telefono para quedar algun dia. A las 2 semanas o asi me llamo para tomarnos algo y conocernos mas y asi estuvimos saliendo durante un mes lo cual me ayudo bastante, me subio la autoestima, me hacia reir y tener ganas de hacer cosas. Y aunque seguia enamorada de mi expareja me dije: tengo que empezar de nuevo, no puedo quedarme en el pasado. Y asi hice, y a los 2 meses y aprovechando las vacaciones de mi hija con su padre, se vino a casa conmigo pues me dije la convivencia es la mejor manera de conocernos y saber si debo o no seguir con el. Mala decision. En tan solo ese mes me empezo a mostrar lo celoso y posesivo que era pues no me dejaba ni ir a comprar sola, me mostro que lo que mas le gustaba era salir de juerga por la noche y encima tomando drogas, hasta que un dia mosqueado porque se suponia que yo habia estado mirando a alguien me dio una bofetada. No supe que hacer, no me lo esperaba y empece a llorar a lo que el actuo pidiendome perdon, que el no era asi, pero que me queria mucho y que algunas veces se ponia tan nervioso que hacia cosas de las que despues se arrepentia, pero que ya no volveria a pasar. Mentira. Pero yo por tal de no volver a verme tan sola y tan triste me lo crei. Y a la semana siguiente volvio a pasar lo mismo, otra bofetada, otra excusa, otra mentira. Pero esta vez ya no le crei y aproveche que se fue a su casa a arreglar algo alli para quedar con mis amigos de aqui y mi expareja con la cual incluso ahora despues de tanto tiempo somos estupendos amigos, para contarselo. Les dije todo lo que me habia pasado con el, que le habia cojido miedo, que no me atrevia a decirle que se fuera de mi casa por lo que pudiera hacerme, y me dijeron que cuando volviese el Lunes los llamara para ir a mi casa y estar presentes y no pasase nada. Con esa seguridad, me dejaron en la puerta de mi casa y cuando abri el portal de mi piso y encender la luz, lo vi bajar corriendo por la escalera y sin darme tiempo a nada me dijo: de donde vienes guarra? M cojio la cabeza y me dio un cabezazo, que casi me hace caerme, insultandome me saco a la calle para que ninguno de los vecinos saliese, y de repente me vi chorreando de sangre con una raja en la frente desde la rais del pelo has ta casi la ceja. Aun asi, mareada, con fatiga, chorreando sangre y con un dolor inmenso en la cabeza , me llevo por medio pueblo evitando los lugares con luces a base de insultos, puñetazos, tortazos y empujones: diciendome si gritas o dices algo te mato. Despues de la misma forma me llevo a mi casa diciendo que iba a recojer sus cosas para irse. Asi hizo, cojio sus maletas y se fue. Me mire al espejo y cuando me vi empece a llorar sin parar sin saber que hacer pues se me veia hasta el hueso. Llame a la unica persona que sabia me atenderia: mi expareja que ademas hacia tan solo 45m que habia estado contandoselo todo. Lo llame y le dije lo que habia pasado, tan solo tardo desde sevilla 5 m en venir y llevarme al hospital. Pero en el camino nos encontramos con el otro que esperaba el autobus y directamente se bajo y lo cojio y claro se lio a pegarle hasta que salio corriendo. Entonces ya nos fuimos al hospital donde me vino la policia nacional para que le diera los datos del agresor al que cojieron en dos horas y a mi me cosieron 12 puntos el cirujano plastico para que me dejase la menor cicatriz posible. Ya hemos tenido el juicio y lo han condenado a 9 meses de prision que no cumplira por no tener antecedentes de este tipo, a una orden de alejamiento de 300m de 2 años, a no portar armas en 2 años, y una indemnizacion por la violencia de genero de 1200€ que al declararse insolvente le han dado 12 plazos a 120€ para pagar, que todavia no se sabe si lo hara o no. De esto hace el 5 Diciembre y aun no se nada ni de indemnizacion, y el esta en la calle, y yo con una cicatriz de por vida. Despues de todo esto, mi depresion volvio a ser peor y mi epilepsia a la cual cambiaron el tratamiento por unas pastiyas Kepra 1000 que decian iban muy bien llevo 3 meses con 2 o 3 ataques a la semana. Ahora a vuelto a verme otro neurologo, que me ha quitado esas pastiyas y me a puesto otras que no habia tomado nunca y me ha mandado otro electro de privacion de sueño y una resonancia por si hay algo mas que hace que los ataque sean tan frecuentes. Y para colmo el dia 4 de Mayo se me acaba la baja y tengo que pasar por otro Tribunal medico.
Esta nueva entrada es muy grande pero es todos estos meses que no he estado con vosotros. Espero que la proxima sea mejor y mas cercana. Gracias a todos por leerme, por comentarme y por seguirme, no sabeis cuanto me ayuda el teneros ahi, personas que me comprenden, y donde puedo volcar todo lo que siento sin miedo a que no me escuchen o me tomen por una loca o una victima. Muxos bs a todos

jueves, 30 de junio de 2011

Hola a todos amig@as, hace mucho tiempo que no escribo, y es que entre que pensé que al final este blog no lo iba a leer nadie y la racha tan dura por la que acabo de pasar, pues me quitaron un poco las ganas, pero cual fue mi sorpresa cuando ayer, al echar un vistazo, vi que no solo había tenido unas visitas, sino que ya tenia incluso algunos seguidores, por lo que aquí vuelvo con mas ganas que antes para compartir con vosotros mis sucesos.
Pues como os decía he tenido una temporada no muy buena, por llamarla de alguna manera.
Como ya os relate en su día, mi vida mas reciente era compartida por mi hija, mi pareja y la hija de este desde hacia 5 años. Hace 2 meses me separe, aunque ya la relación estaba muerta desde hacia al menos mas de 6Había encontrado un trabajo realmente bueno, ya que conseguí que me reconociera el Tribunal Medico como discapacitada, en un Centro Especial de Empleo como limpiadora. Pero como los que tenéis esta enfermedad sabréis ya de propia mano, convivir con ella es muy difícil, tanto a nivel personal como laboral. Mi pareja me dijo: "que no era Jesucristo para cuidar a nadie" y la empresa: "que mi enfermedad era muy complicada y que no podían ajustar el empleo a mis necesidades". Así que se acabo la pareja y se acabo el empleo.
Así que como veis he tenido que reconstruir mi vida desde cero y por supuesto no ha sido fácil si le sumamos el estado emocional y físico en el que me encontraba pues acababa de pasar también por un cambio en el tratamiento donde me cambiaron el jarabe Epilexter por las pastillas Keppra 500. Ahora estoy tomando 1500 de Ácido Valproico y 1000 de Keppra al día y los ataques no cesan, al contrario han aumentado debido a las crisis de ansiedad y depresión por las que estoy pasando (algo que me dicen debo evitar y no se como), y la perdida de peso continua desde que empecé con las nuevas pastillas. He perdido en 2 meses 12 Kg, y aunque los análisis salen extraordinariamente bien, me están llevando en Medicina Interna para encontrar un por que a dicha perdida, pues mi apetito sigue siendo el mismo o mayor que antes. Y aquí estoy volviendo a empezar sola, cargando con esta pesada mochila llamada Epilepsia.
El Domingo pasado, sin ir mas lejos tuve dos ataques. Había salido con unos amigos a tomar algo por ahí, pues al separarme me he visto un poco sola, la verdad, y durante estos 2 meses, de mudanza, búsqueda de empleo, y demás problemas no había salido. Me insistieron diciéndome que tenia que salir, divertirme y no encerrarme para deprimirme. Así que aprovechando que me invitaban, que me encontraba mejor emocional y físicamente, y que mi hija estaba con su padre, decidí salir.
Fuimos a la disco a bailar, pero con esto del verano no había mucha gente, así que a las 6:30h cerraron y fuimos a otra a ver como estaba. Al llegar nos quedamos en la puerta esperando que llegaran los otros amigos que venían en coche. Estaba de pie, frente a un macetón de piedra, donde estaban sentados mis amigos. Recuerdo que mire hacia el lado y vi que venían mis amigos... y todo se desvaneció.
Cuando abrí los ojos me encontré en la sala de espera del hospital, con uno de mis amigos al lado, preguntándome si estaba bien. Me dolía mucho la rodilla, el hueso de la cadera y la mano, donde tenia un sollon. Por lo visto cuando ellos llegaban entre en crisis, me caí hacia adelante sin que pudiesen agarrarme para evitar el porrazo y me di contra el macetón de piedra justamente donde tanto me dolía. Los porteros de la disco llamaron a la ambulancia pues se creían que era consecuencia de las drogas o el alcohol, nada mas lejos de la realidad. Mis amigos que sabían de mi enfermedad intentaron que me dejaran en el suelo hasta que se me pasara, pues yo los tengo avisados de que en caso de que me pase, no avisen a la ambulancia a menos que haya tenido un golpe muy fuerte o una herida, ya que allí no pueden hacer nada una vez que se pasa. Cuando me vieron en el hospital que no tenia nada, nos fuimos en taxi a casa y mi amigo me acompaño, pues aunque le dije que ya había hecho demasiado no quería dejarme sola.
Y menos mal que no lo hizo, porque al llegar a casa y tal como subí a la habitación, me quite la ropa pues me había orinado, me lave y ... Encontré a mi amigo agarrándome y mirándome, diciéndome que no me preocupase. Le dije que ya estaba acostumbrada, que no pasaba nada, que ya estaba acostada y que podía marcharse cuando quisiera. Me dijo que al salir del cuarto de baño, estando el abajo en el salón me había oído gritar y había subido corriendo y me había encontrado tirada en la cama pataleando. Y ya me pase todo el día dormida. Llevo dos días con un dolor terrible en la rodilla y en la cadera, pero ya va mejorando.
Mi ex pareja me llamo el día siguiente pues mantenemos una muy buena relación, para ver como estaba y me lo noto en la voz, y se vino para mi casa y estuvo conmigo todo el día, porque al haberme quedado tan delgada en tan poco tiempo, mis fuerzas también han disminuido considerablemente y he estado mas de 2 días con mucha fatiga y mucho cansancio.
Ahora ya voy recuperándome pero noto como ultimamente los ataques me dejan físicamente peor que antes, me cuesta mas trabajo superarlos. El día 5 de Julio tengo revisión con el neurólogo, a ver como reajusta el tratamiento y que me dice de la perdida de peso.
Así que me gustaría agradecer inconmensurablemente a todos aquellos que pasen 5 minutos leyendo este blog, a todos los que me seguís y habéis esperado esta nueva entrada. Millones de abrazos para los que como yo, sufrís esta enfermedad tan común y a la vez tan rara y sobre todo a los que incluso habéis dejado un poco de vuestro cariño en los comentarios.
Os prometo no esperar tanto para volver a escribir, espero que tarde mas el próximo ataque, jajajaja.
Así os dejo hasta nueva convulsión o para echar la vista atrás y recordar otro episodio con una sonrisa.
Muchos besos amig@s

martes, 2 de febrero de 2010

Hola de nuevo, llevo algunos días sin escribir pues he pasado por un nuevo episodio convulsivo. Me ocurrió el sábado, como casi siempre un día que pensé iba a ser tranquilo. Estaba en casa con mis dos niñas y ya desde que me levante con mis pronunciados calambres (ausencias epilépticas), como yo las llamo, supe que no iba a ser un día muy sosegado. Como me tienen dicho que cuando empiece el día así me quede tumbada pues le dije a mi hija mayor que preparase ella el desayuno y yo me tumbe en el sofá.
Estuve así un rato y probé a hacerme un café para ver si terminaba de despertarme, pero seguía igual, asi que antes de tirar un vaso, le dije a mi hija que me lo llevase a la mesita y me volví a acostar en el sofá. Recuerdo haberlo tomado y que mi hija lo retiro de la mesa.
Ya no recuerdo nada mas.
Por lo menos me cojio tumbada. Solo tire la mesita centro, con todas sus cosas al convulsionar, y me mordí un poco la boca, pues mi hija mayor no pudo hacer nada mas. Mi marido estaba trabajando. Y lo peor es que fue la primera vez que mi hija pequeña me vio con un ataque. Hubiese querido protegerla de tan grandiosa visión al menos un par de años mas, pues se asusto mucho. Ya nada puedo hacer.
Mi mayor lleva viéndome muchos años y ya digamos esta acostumbrada, si alguien puede acostumbrarse a eso, pero la chica, con Síndrome de Down, es muy sensible, y espero que lo asimile bien, dentro de lo que cabe claro.
De todas formas, yo tendré esto toda la vida, alguna vez tendría que ser, no?
Bueno, os dejo pues tengo que entrar a trabajar, en mi ruin trabajo sin contrato, y además estoy un poco tocada del cuello después del ataque, por lo que las letras del portátil me bailan un poco.
Pronto volvemos a hablar, esperemos que solo recordando viejos tiempos, vale?
Un abrazo para todos los que os paráis a leerme y sobre todo a ese seguidor que desperdicia su tiempo con este blog.

martes, 26 de enero de 2010


Hola a todos. He visto que ya han leído mi blog al menos cinco personas así que os escribo con mas ganas que antes. He estado recopilando datos en mi memoria y lo primero que he recordado es cuando estuve haciendo de Diana, la lagarta de V. Tenia por aquel entonces 15 años y la Epilepsia estaba en pleno apogeo con mi desarrollo. Una mañana de fin de semana de Noviembre, desayunando en casa con toda la familia, sentados en la mesa de camilla, me dio el tumbaito como lo llama mi suegra. Todos corrieron a agarrarme para que no me cayese de la silla y evitar que me mordiese mucho la boca, pues los ataques eran muy violentos y duraderos. Tan pendientes estaban de mi boca y lengua y mis sacudidas que no se dieron cuenta de que mis piernas tensas habían caído encima del brasero y se estaban quemando. Solo cuando les dio el olor a quemado me quitaron de inmediato. Achicharrada, claro.
Recuerdo cuando desperté 4 o 5 horas después, pues siempre me quedo como si me hubiesen dado una paliza 5 jugadores de rugby. Lo único que sabia es que tenia un dolor inmenso en la pierna. Mire hacia abajo y vi la pierna vendada. No hacia mas que llorar y preguntar a mi madre que me había pasado. Me contaron como había sido y me llevaron al hospital para que me viesen.
Quemadura de 2º desde el talón del pie hasta detrás de la rodilla. Tres meses de curas diarias en enfermería. Agua esterilizada y algodón para limpiar y arrastrar la piel muerta. Y digo arrastras, no acariciar. Betadine para la infección. Y vendaje oclusivo. Sin usar zapatos que apretaran la herida, ni pantalones apretados, y nada de faldas que dejaran la herida al aire. Tres meses mas de curas semanales igual de agradables que las anteriores, sin vendaje. Nada de sol en la herida para evitar en lo posible manchas.
Seis meses muy agradable, pero lo mejor fue después ya curada. No quedo tan mal pues la cicatriz se rebajo solo a medio gemelo, demasiado bien pero para una niña de 15 años, que empieza a salir con amig@s, a arreglarse, pues fue un poco complicado. Muchos llantos, muchos complejos... Para deciros que desde entonces no he vuelto a ponerme una falda o vestido corto...
Ahora realmente lo considero una herida de guerra pero entonces fue una herida mucho mas grande. Me enfade con mi madre por no darse cuenta antes de que me quemara, me enfade conmigo misma por lo que tenia y me enfade con Dios por haberme elegido a mi entre tanta gente. Pero nada es eterno, tampoco la ira.
La foto no es muy buena pero esa pierna es la mía y toda la mancha oscura que se ve es la cicatriz, aunque creedme, tiene mucho peor aspecto al natural.
Pero bueno, ya paso y salí de ello. Fui la lagarta mas real de toda la serie. Jajaja
Bueno amigos, gracias por vuestras visitas aunque solo sean de paso. Y si solo uno ha vuelto por voluntad propia, soy un poco mas feliz.
Como ya os dije el otro día: ¡ Hasta el próximo ataque! Chao. Bs

domingo, 24 de enero de 2010

Aquí estoy un día mas, pero con algo nuevo que hacer. Algo que aunque no curará mi enfermedad ni cambiara mi forma de vivirla, puede que me de otra manera de llevarla. Voy a comenzar presentándome: me llamo Maroa (o casi), tengo 32 años y por si no lo habéis deducido soy Epiléptica. A partir de hoy voy a escribir en este blog personal un poco de mi vida o mejor dicho, mi visión de ella, a través de mi enfermedad. Solo espero desahogarme y ante todo ocupar un poco de vuestra curiosidad y si con ello animo, alegro y esperanzo a personas como yo, creo que estaré mas que feliz por haber empezado esta tarea.
Supongo que quien este leyendo esto tendrá algún conocimiento de la Epilepsia, pero me gustaría aclarar un poco el tema para que os vayáis orientando.
La Epilepsia es una actividad eléctrica cerebral demasiado fuerte. Hay varios tipos de Epilepsia:
el llamado Petit Mal de la Epilepsia o también llamado Ausencias Epilépticas que son pequeños lapsus de breves segundos donde se pierde el control de razonamiento y se hacen movimientos extraños con el cuerpo y se producen sonidos sin compás.
Y el Gran Mal de la Epilepsia que es cuando se producen los Ataques Epilépticos, de los cuales también se dividen en varios pero para no aburriros con palabras técnicas solo voy a hablaros de la mía.
Tengo lo que en medicina se llama Epilepsia Generalizada con Ataques Tónicos-Clónicos.
En cristiano, mi epilepsia es cronica y mis ataques conllevan perdida de conciencia, convulsiones, relajación de esfínteres, desorientacion, sonidos guturales, secreción de espuma...
Vamos, que soy la niña del Exorcista.
Aparte también sufro las Ausencias Epilépticas, soy completita como veis.
Al ser una enfermedad que, digamos no se nota, al menos hasta que te da el ataque o ausencia, no dan pensión alguna por ella. Y casi nunca dan el certificado de minusvalía, y si te lo dan no es valido para la pensión. Si vas con la verdad por delante y dices que eres Epiléptica, no te cogen para trabajar, y si no lo dices en cuanto la enfermedad da la cara te echan. Por lo que el tema laboral es un poco crudo.
Estoy diagnosticada desde los 9 años con las Ausencias, pero hasta los 12 años, en pleno desarrollo no me dio el primer ataque y desde entonces ya no paro.
Recuerdo que me fui de vacaciones con mi hermana, mi cuñado y sobrinos a la playa todo el mes. Nunca había estado tanto tiempo sin mis padres y cuando volvíamos salimos creo sobre las 6 de la mañana porque íbamos en bus y había por lo menos 4 horas o así de viaje. Me había acostado tarde por los nervios de volver a casa para ver a papa y he de reconocer que mi hermana no estuvo muy pendiente de la medicación aquel mes. En el autobús no pude dormir nada y cuando llegue a casa nada mas entrar y ver a mi padre...ya no recuerdo nada mas.
Tan solo que abrí los ojos y vi a mi padre abrazándome en el suelo llorando como un niño.
Por lo que me contaron grite y me caí de espaldas convulsionando y mordiéndome la boca, con los ojos en blanco. Me había hecho pis y mi hermano que, en un intento de que no me mordiese, había metido en la boca su dedo, tenia una herida tremenda. Felices vacaciones!!
Fue muy duro tanto para mi como para mis padres, pero no había hecho mas que empezar.
Bueno amig@s, creo que ya os he contado bastante por hoy, que es el primer día.
Os aseguro que tengo mucho que contar, tanto para reír como para llorar, así que espero veros por aquí a menudo, y por favor dejar vuestros comentarios, tanto buenos como malos, pues me ayudaran a seguir este relato. Muchas gracias y hasta el próximo ataque.Jajaja.Bsitos